Día 27: “Varanasi, la ciudad de los muertos”

Varanasi, o Benarés, es quizás la ciudad más sagrada de la India. Considerada la ciudad más antigua del mundo, se calcula que lleva habitada más de 5000 años. Mark Twain escribió sobre ella: “Varanasi es más antigua que la Historia, más antigua que las tradiciones, más vieja incluso que las leyendas, y parece el doble de antigua que todas juntas”. Su vida y su condición sagrada se la debe al río Ganges; la ciudad se desarrolla en la orilla occidental del río (se considera que la oriental está maldita y nadie vive en esa orilla); a lo largo de esa orilla occidental encontraremos primero los ghats (escaleras de piedra que van al río; hay más de 80 en Varanasi) donde se hacen abluciones, rezos, actos de la vida cotidiana, cremaciones de muertos… y tras ellos, una maraña de callejuelas y callejones, completamente llenas de mierda y de madera apilada (para las cremaciones), que llevan a templos, casas, tiendas u hospicios donde los ancianos esperan su hora de morir.

varanasi

Será fácil que os encontréis multitud de ancianos, gente enferma o moribunda y cuerpos tendidos en el suelo, que no sabréis si están vivos o muertos. A Varanasi se la conoce como “la ciudad de los muertos”, está completamente dedicada a Shiva (el dios supremo destructor) y es aquí donde los hinduistas, si mueren, rompen el ciclo de reencarnaciones para alcanzar por fin el Nirvana (de ahí que todos busquen morir aquí si pueden hacerlo). Muchos ghats están dedicados a cremar cuerpos continuamente (el “burning ghat” las 24 horas del día, 365 días al año, y se cuenta que su fuego lleva ardiendo de manera continuada más de 2000 años).

varanasi

Varanasi es el caos, la suciedad, la multitud, la locura, el olor a carne quemada continuo, las calles laberínticas, el tráfico endemoniado, el Ganges en su máxima expresión… Yo lo definiría como “todo lo bueno y malo de la India condensado en un mismo lugar”.

varanasi

BRICONSEJO: Varanasi no es una visita para todo el mundo. Impacta más que cualquier otro lugar que yo haya visto en el mundo. Abstenerse gente sensible y fácilmente impresionable, porque no aguantaréis aquí más de medio día. Para todos los demás, os diré que es la visita imprescindible si quieres entender la India, y un viaje aquí sin visitar esta ciudad, estaría totalmente incompleto.

varanasi

Como comentaba en el post anterior, llegamos a Varanasi a última hora de la mañana. En cuanto bajamos del tren, Lot, David, Pedro, Iris y yo, nos dispusimos a buscar transporte (todos tenían hotel reservado menos David y yo, así que nos fuimos nosotros por un lado y ellos por el otro). Ya en la búsqueda de transporte, corriendo por el parking de la estación, se comenzaba a notar el caos que es Varanasi; tardamos casi 20 minutos en encontrar un rickshaw que nos llevara a un hostel. David y yo queríamos algo barato y cerca de los ghats, así que el conductor nos llevó, sorteando el endemoniado tráfico, hábilmente hasta el Elvis Guest House.

 

Nada más entrar en la recepción del hostel, el karma me golpearía de lleno en la cara como una bofetada. Hablando con el dueño, allí estaba David, el creador del blog indianlassi (podéis leer la entrevista en este enlace), la web que me había leído de arriba abajo antes de venir a India y la que más me motivó para empezar este viaje. No me lo podía creer…el destino quiso que nos encontrásemos allí. Lo saludé, por supuesto, le conté esto mismo que os acabo de contar, y nos reímos y quedamos para hablar con calma más adelante, pues él y Pilar todavía se quedarían en Varanasi unos días más.

varanasi

Una vez instalados bajamos a los ghats (de los ghats os hablaré con más calma en la siguiente entrada), donde nos reencontraríamos con Lot, Pedro e Iris para dar un largo paseo por la orilla del Ganges e intentar entender un poco más esta ciudad. Reservamos un bote para la mañana siguiente muy temprano, a las 5:30, cuando comienza a salir el sol (algo muy típico en Varanasi).

varanasi

BRICONSEJO: es muy interesante rentar un bote para ver amanecer desde el Ganges, y ver la actividad de los ghats desde primera hora de la mañana. Comprobaréis que es un gran atractivo turístico muy demandado. Negociad bien el precio (nosotros pagamos 50 rupias por persona, 1 hora y media de recorrido; quizás hoy en día sea algo más caro).

 

Acabada la tarde, nos juntamos para tomar algo y descansar en la terraza del hostel David y Pilar (los de indianlassi), David y yo, y un par de viajeros más. Nos cogió bien entrada la madrugada hablando de viajes, anécdotas y por supuesto, Varanasi, la gran protagonista, la ciudad de los muertos.

varanasi

varanasi

 

Continúa en: día 28, “los ghats de Varanasi”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.