Todo lo que debes saber antes de viajar a París

París, la ciudad de la luz (Ville Lumiere), apodada así por disponer del primer alumbrado público del mundo, que sobrecogía a todos los europeos de la época. La capital francesa es también uno de los destinos más visitados del mundo por sus cientos de atractivos: grandiosos museos, espectaculares parques, calles emblemáticas, siglos y siglos de historia hacen de esta ciudad un imperdible en tus visitas a Francia (si quieres saber porqué no puedes dejar de visitar el país galo, visita mi entrada sobre “10 motivos para no dejar de visitar Francia”). París te enamorará desde el primer minuto, no podrás dejar de pasear por sus calles y de mezclarte con la infinidad de turistas que la visitan y disfrutan de sus innumerables atracciones (más de 40 millones de personas por año). Por algo es la ciudad más visitada del planeta.

 

Al igual que pasa con Londres (y otras capitales europeas), París no es una ciudad barata, sin embargo, la cantidad de oferta hace que puedas encontrar prácticamente todo acorde a tus bolsillos (quizás lo más difícil sea el alojamiento). De todas formas, y pese a que seas un maestro del ahorro viajero, cuenta con que la factura se va a disparar un poco; eso sí, merece la pena y mucho.

 

A continuación, paso a contarte todo lo que necesitas saber para organizar tu viaje a París y qué es lo que debes tener en cuenta para no perderte nada y manejarte como un auténtico parisino.

 

Volar a París y sus aeropuertos

Un vuelo a París desde cualquier aeropuerto europeo no debería salirnos excesivamente caro (cosa distinta si vuelas desde fuera del antiguo continente). Alrededor de unos 60€, aunque puede encontrarse más barato si buscas bien y no te importan las fechas (consultar mi entrada sobre “cómo conseguir vuelos baratos”). De todas formas yo descartaría cualquier vuelo a París por encima de los 100€; a partir de esa cantidad ya estás pagando de más. Aquí te dejo un enlace a nuestro buscador de vuelos desde donde podrás encontrar las mejores ofertas:

Depende con la compañía que vueles llegarás a un aeropuerto o a otro. París dispone de 3 aeropuertos:

  • Charles De Gaulle: al noreste de la ciudad, como a 20km. Es el mejor conectado con el centro urbano y el que recibe mayor número de vuelos.
  • Orly: es el segundo aeropuerto de París, a unos 15km al sur de la ciudad y también fácilmente comunicado con el centro.
  • Beauvais: el más alejado de los tres (a 80 km del centro), es a donde suelen volar las compañías de bajo coste como Ryanair.

Para ir de cualquier aeropuerto hasta el centro urbano tienes varias opciones:

  • Taxi: completamente desaconsejable desde Beauvais (más de 100€ de tarifa). Desde el Charles de Gaulle cuesta entre 50-55€ y desde Orly entre 30-35€, acceder a cualquier punto de París.
  • Autobuses: varias líneas operan desde los aeropuertos. Es siempre la opción más barata. Del Charles de Gaulle salen la línea 4 (a Gare Montparnasse), la línea 2 (al Arco del Triunfo y Trocadero) y el Roissybus (a la Ópera), así como un servicio nocturno entre las 0:30 y las 5:30 (a Gare de l´Est). De Orly sale la línea 1 (a Gare Montparnasse) y el Orlybus (al metro de Denfert Rochereau). De Beauvais salen flotas de autobuses de las compañías aéreas con parada en Porte Maillot (desde donde se puede coger el metro a cualquier punto de París); este es el trayecto más largo y debe calcularse sobre una hora y media o dos (tenerlo en cuenta si vais a coger un vuelo). El coste de estos viajes oscila entre los 15 y los 20€.
  • RER: el RER es la red de trenes de cercanías (más tarde os explicaré la diferencia entre el RER y el Metro). Para mi esta es la mejor opción y más cómoda para ir al centro de París. Del Charles de Gaulle sale la línea RER B (azul) y de Orly sale la línea RER B (la misma, de hecho esta línea conecta los dos aeropuertos cruzando el centro de París). Beauvais no tiene conexión por tren al centro. Cuesta unos 12-14€ el viaje y es tan simple de comprar como un billete de metro (más adelante lo explico).

Una vez hayas salido del aeropuerto y accedido a la ciudad de París, ya estás listo para ponerte en marcha. Vamos a por nuestro hotel.

 

Alojamiento en París

Este puede que sea el punto más controvertido de vuestro viaje a París. Los alojamientos en la capital francesa son caros y no de mucha calidad (a no ser que te puedas permitir irte al lujo y gastar un porrón); los hoteles de nivel “medio” son cutrillos y caros (al igual que en Londres). Para empezar a buscar vuestro hotel, debemos tener en cuenta la organización de los distritos de París. El centro de la ciudad, lo que viene siendo la zona 1 del metro,  se organiza en 20 distritos diferentes que salen sucesivamente en forma de espiral desde la Plaza Vendome; de forma que los distritos más céntricos son del 1 al 7 y los siguientes del 8 al 11; del 12 al 20 ya nos vamos a zonas un pelín más alejadas (esto influirá en el precio de vuestro alojamiento).

distritos de paris

Una manera más sencilla de organizar París es dividirlo por el Senna: zona norte y zona sur del río. Tenéis tantos atractivos en una zona como en la otra, aunque desde mi punto de vista, la zona norte es mejor para alojarse, debido sobre todo, a la mayor cantidad de conexiones de metro y porque está la gran estación central de París: Gare du Nord.

 

BRICONSEJO: las distancias en París son considerables así que lo mejor que podéis hacer es que vuestro hotel se encuentre cerca de una parada de metro y a ser posible dentro del primer anillo (zona 1 del metro) que es por donde os vais a mover principalmente.

 

Yo me alojé en un hotel que se llama Perfect Hotel and Hostel, en el distrito 9º, muy cerquita de la Ópera y a 5 minutos andando de dos líneas diferentes de metro (eso da más juego todavía). Para que os hagáis una idea, una habitación más sencilla que el mecanismo de un lápiz, doble con baño, desayuno incluido, fueron 250€ (con ese dinero en otro país me alojo en un palacio, pero esto es París).

 

La clave está en buscar con tiempo, así que os dejo nuestro buscador de referencia para que comparéis y saquéis alguna ofertilla. Recordad que pinchando en nuestro enlace que está un poquito más abajo os beneficiaréis de 15€ de descuento en vuestra reserva.

Moverse en París (metro y RER)

Como os he dicho antes, en París hay que usar el metro, y mucho. Moverse a pie continuamente puede llegar a ser demasiado agotador (y os habla alguien que se hace jornadas de más de 20 kilómetros diarios andando) y hacerlo en taxi puede llegar a arruinarte. Moverse en bus es barato, pero nos comemos todo el tráfico de la ciudad, así que mi consejo es que uséis metro.

 

El metro de París funciona perfectamente bien, es rápido, un poco antiguo, pero llega a casi todos lados. El metro funciona exactamente igual que en otras ciudades, aunque os puede llamar la atención que las 14 líneas de metro se mezclan en los planos con 5 líneas nombradas por letras (A, B, C, D, E). Esas líneas con letras son el RER (los trenes de cercanías), que cubre distancias más largas que el metro, pero que funciona exactamente igual, con los mismos billetes, mismas estaciones  y mismos precios (lo único que deberéis tener en cuenta es que si salís de zona 1, el billete es más caro, igual que con el metro, vamos). Pero básicamente viene a ser lo mismo, así que para no liaros, podéis considerarlas 5 líneas de metro más (las podéis usar para moveros con total normalidad dentro de zona 1 también).

 

El RER lo tendréis que usar obligatoriamente si vais o venís de algún aeropuerto (menos Beauvais, que allí no llega), o si vais por ejemplo a Versalles. En estos dos casos, deberemos adquirir un billete de zona 5, que es la más alejada a la que llega.

 

BRICONSEJO: el precio del billete de metro es 1´80€, pero se pueden comprar en packs de 10 a 14´10€, lo cual aconsejo porque os van a hacer falta. Las máquinas expendedoras de billetes funcionan perfectamente y se pueden poner en español (más fáciles de usar que un iphone). Guardad los billetes hasta salir de vuestra estación de destino porque en algunas os hace falta para poder salir (en otras no). El horario es de 5:30 a 0:30 (fines de semana una hora más).

 

Comer en París

La comida francesa es una de las más ricas y variadas del mundo (uno de mis puntos clave para visitar Francia), así que no debéis perdérosla. Olvidaros de la gente que os dice que os vais a dejar un riñón comiendo en París y que mejor vayáis al McDonalds (puto sacrilegio). París es una ciudad enorme, y como tal, la oferta gastronómica es amplísima; desde carísimos restaurantes de lujo, hasta restaurantes de precio medio, totalmente asequibles y con una comida excepcional. Evidentemente cuanto más cerca de puntos turísticos, más elevados serán los precios, pero siempre encontraréis algún sitio que se adecúe a vuestros bolsillos.

 

Para que os podáis hacer una idea, el precio medio de mis comidas-cenas en la capital de Francia rondó los 15€ por persona, lo cual no está nada mal. Casi todos los restaurantes tienen las cartas expuestas, por lo que podréis ir comparando sobre la marcha. Los mejores en calidad-precio los podréis encontrar en Montmartre (deberéis callejear un poco) y en el Barrio Latino (alejándoos un poco del Boulevar Saint Germain y Saint Michel). Otras dos zonas donde comer bien y “barato” son Les Halles y la Rue Cler (una pequeña calle peatonal entre el Campo de Marte y los Inválidos).

 

BRICONSEJO:  si queréis ahorraros unos cuantos euros más, a la hora de comer, pedid agua del grifo (eau de garrafe), que os la servirán en botellas de cristal que todos los restaurantes tienen para eso. Sino os clavarán bien duro por una botella de agua enana o por un refresco. Si sois más de vino, preparad la cartera.

 

Mención aparte de la comida merecen las pastelerías. Y es que si en algo son unos cracks los franceses es en hacer repostería. Nada tiene que ver lo que hacen allí con lo que tenemos nosotros, y el sabor de un simple croissant os parecerá gloria bendita. Degustadla sin parar porque será un auténtico placer para vuestros paladares. Y no os olvidéis de pedir unos buenos “macarrons” artesanos (se me hace la boca agua sólo de recordarlos).

macarrons

 

París Pass

Por último, pero no menos importante, tengo que hablaros de los precios de las visitas. Dependiendo el tiempo que vayáis a pasar y la cantidad de sitios que tengáis pensado visitar, puede compensaros haceros con una tarjeta turística que se llama París Pass. El Paris Pass es una tarjeta que permite entrar sin pasar por taquilla y saltándose las colas en muchos de los museos y atracciones de París. Reconozco que yo no la compré porque no sabía la cantidad de cosas que me daría tiempo a ver, aunque después, echando las cuentas con tranquilidad, sí que me hubiera compensado comprarla: me habría ahorrado colas (algunas considerables, como la de Versalles) y me hubiera salido todo un pelín más barato.

 

La París Pass se puede comprar para 2, 3, 4 o 6 días, permite el acceso a más de 60 museos (Louvre, d´Orsay, Pompidou) y a muchos monumentos de París (Arco del Triunfo, torres de Notre Dame, Versalles, Sainte Chapelle, Pantheon, Ópera Garnier), y como punto fuerte, también incluye un bono de transporte ilimitado para el metro, RER, autobuses (también subidas y bajadas gratis en el autobús turístico durante un día) e incluso en el funicular de Montmartre. Como regalo, también incluye una guía para el viajero con todas las atracciones que tiene la tarjeta y todo lo que se puede hacer con ella.

 

El precio de la Paris Pass va desde los 131€ (para 2 días) hasta los 220€ (para 6 días). Os dejo el enlace a la web aquí mismo para que podáis comparar y hacer vuestros cálculos. La tarjeta te la pueden enviar por correo a casa o recogerla tu mismo en sus oficinas de París cuando llegues allí.

 

BRICONSEJO: desde mi punto de vista, esta tarjeta sólo compensa si estás en París por una estancia igual o superior a 3 días, ya que de lo contrario, vas a necesitar ir demasiado rápido para poder sacarle partido. Tres días o más, yo no dudaría en comprarla por el ahorro de tiempo y dinero; sobre todo en temporada alta cuando las colas en París son interminables.

 

Ruta por París

Y con toda esta información en vuestra mano, vamos a comenzar nuestra rutilla por la capital francesa. En vez de llevar un orden, digamos lógico en recorrido, he preferido organizaros las entradas por importancia de lugares que visitar, ya que París tiene muchísimo que ver y la mayoría de las veces vamos con el tiempo un poco justo. Así que he organizado las entradas de la siguiente manera:

  • Las 5 visitas imprescindibles en París: si tienes el tiempo justo esto es lo que hay que ver.
  • Otros imprescindibles: una vez visitado lo anterior, si te sobra tiempo, estas visitas no deben faltar.
  • Los mejores barrios: como París es una ciudad para pasear, te dejo una lista con los barrios más agradables para dar paseos y ver cosas.
  • Calles y plazas: lugares en plena calle que no te debes perder si paseas por París.
  • Parques y jardines: las mejores zonas verdes de la capital francesa.
  • El Louvre: como para mi, que soy un amante de los museos, es la visita top en la ciudad, le hago una entrada aparte.
  • Otros museos de París: más allá del Louvre, la oferta de museos en París es inmensa, así que os he hecho un listado con los que yo considero los mejores y que no deben faltar.
  • Versalles: por último os dejo una entrada sobre Versalles, ya que es una de las visitas más concurridas en la capital francesa.

Con toda esta información, ya estarás listo para hacerte tu propia ruta por París, así que, sin más dilación, vamos a empezar.

 

 

Continúa en: los 5 imprescindibles de París

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.