Ruta por las Highlands 1 (de Stirling a Skye)

Llegamos a Edimburgo a las 12:30 de un viernes. Nada más llegar fuimos directos a recoger el coche para comenzar nuestra ruta por las Highlands, ya que el plan original era dejar Edimburgo para el final.

 

BRICONSEJO: las oficinas de alquiler de coche en el aeropuerto de Edimburgo, están en un edificio anexo como a 300 metros, según sales de la terminal tienes que seguir de frente (por una calle cubierta junto al tranvía). Para las terminales de alquiler de bajo coste hay que coger un bus gratuito (está señalizado) ya que se encuentran en un parking fuera del aeropuerto (otro inconveniente a tener en cuenta a la hora de alquilar en estas compañías).

 

Recogimos nuestro bólido y pusimos rumbo a Stirling, no sin los básicos problemillas de adaptación a la conducción inglesa (consultar “alquilar y conducir coche en Escocia”). Stirling se encuentra a tan sólo 60 km de Edimburgo (hay excursiones a diario por si no os decidisteis por el coche). De camino allí, el único punto reseñable para parar es el conocido como The Kelpies (The Helix Project) en Falkirk, que son dos cabezas enormes de caballos mitológicos que se ven desde la autopista y se han convertido en un símbolo para los escoceses (por la noche impresionan más que por el día gracias a la iluminación).

kelpies

STIRLING

stirling

Stirling separa las Lowlands de las Highlands y es un lugar de especial importancia para los escoceses pues aquí, tras la victoria de Bannockburn en 1314 por Robert The Bruce, nació su país. Llegados a Stirling fuimos directamente a visitar su castillo, visita obligada a quien llegue aquí; el castillo puede divisarse desde cualquier punto de la ciudad. Hay un dicho que reza que “quien controla Stirling, domina Escocia”, y de ahí la importancia de esta enorme fortificación.

castillo stirling castillo stirling castillo stirling

BRICONSEJO: las vistas desde las murallas del castillo de Stirling son espectaculares, especialmente las que dan a la llanura de Bannockburn con la torre de William Wallace al fondo.

De ahí al monumento a William Wallace, que no es sino una pedazo de torre gótica en un monte con unas vistas y un viento impresionantes desde lo alto. Sólo por las vistas vale la pena subir.

torre william wallace

BRICONSEJO: la subida al monumento a William Wallace es costosa (246 escalones) y un pelín cara (10 libras) pero merece la pena. En ella te explican la historia de este legendario héroe escocés (que dista bastante de la película de Mel Gibson).

Una vez visitados estos dos lugares de referencia en Stirling, pusimos rumbo a Callander, y en este camino está uno de los lugares que más ganas tenía de visitar: El Castillo de Doune.

 

CASTILLO DE DOUNE

castillo doune

A medio camino entre Stirling y Callander se encuentra el maravilloso castillo de Doune, del s.XIV, famoso por ser el lugar donde los Monthy Python rodaron el famoso diálogo de la “golondrina africana” en los Caballeros de la Mesa Cuadrada. Sin duda un lugar que vale la pena visitar.

CALLANDER

Y de allí a Callander, la “puerta de las Highlands”, un pequeño pueblo de carretera, tradicional, tranquilo y acogedor. No tiene mucho que ver pero es un buen sitio para pernoctar tranquilamente antes de continuar viaje, gracias a la excelente oferta de alojamientos. Nosotros nos alojamos en Glengarry Bed and Breakfast, una casita tradicional donde nos trataron de lujo y que recomiendo a todo el mundo (difícil no encontrarla porque está junto a la carretera principal).

callander

BALQUIDDER

Después de un fantástico sueño reparador y de disfrutar de un copioso desayuno escocés (que maravilla), nos adentramos por fin en las Highlands, en la zona de Loch Lomond (para muchos una de las zonas más bellas del país), para dirigirnos a Balquidder a visitar la tumba de Rob Roy (el famoso forajido escocés convertido en un símbolo de lucha contra los poderosos), que se haya en un pequeño y tranquilo cementerio del s.VIII. A medida que te adentras por esta carretera, la tierra se vuelve verde, salpicada de colinas, islas y lagos impresionantes (no quieras parar en todos, sino jamás llegarás a donde te propongas).

balquidder balquidder balquidder balquidder

KILLIN

Después de disfrutar de la tremenda paz que nos brindó Balquidder, nos dirigimos hacia Killin, un pueblecito (todavía en la zona de Loch Lomond), junto a un precioso río donde las aguas se vuelven rápidos con caídas, rocas y pequeñas cascadas muy interesantes. En los días de sol, los picnics junto al puente son como una religión. Tremendamente recomendable la parada aquí.

BRICONSEJO: desde Killin parten muchas rutas de senderismo. Hay un centro de viajeros donde os podéis informar gratuitamente.

killin

GLENCOE

glencoe

Continuamos ruta hacia Glencoe. El paisaje ha vuelto a cambiar, grandes llanuras salpicadas de montañas y afilados macizos, gargantas espectaculares, bosques con numerosos lagos y ríos pueblan esta zona; Glencoe es sin duda, el valle más famoso de Escocia. Quizás, desde mi punto de vista, el tramo donde se ven los mejores lagos sea entre Tyndrum y Glencoe. Tendréis mucho para parar, con unas vistas increíbles.

glencoe

Seguimos la carretera hacia Fort William y al llegar a Invergarry, en vez de seguir al norte hacia el Lago Ness, nos desviamos al oeste hacia la Isla de Skye. Esta también es una carretera interesante para divisar buenos lagos.

glencoe

EILEAN DONAN CASTLE

Antes de cruzar el puente a la isla de Skye, nos encontraremos con el monumento más visitado de toda Escocia: el castillo de Eilean Donan. Una increíble fortificación en un islote sobre el lago Duich. Lo reconoceréis seguramente por haberlo visto en películas como Los Inmortales o en anuncios de televisión como el de Cardhu. El puente y el castillo están en un estado de conservación espectacular y sin duda son visita obligada para cualquiera que pase por aquí.

eilean donan castle

BRICONSEJO: la entrada a Eilean Donan cuesta 6´50 libras. Su centro de visitantes y los alrededores del castillo merecen una pequeña caminata.

eilean donan castle

ISLA DE SKYE

Y por fin llegamos a la joya de la corona, la increíble Isla de Skye, literalmente: “isla de las nubes” (ya os daréis cuenta de porqué la llaman así); en la que entraréis atravesando un enorme puente que la une con tierra firme. Allí, justo en el primer pueblecito: Kyleakyn, teníamos el único alojamiento que pudimos encontrar libre en toda la isla (os dije que no era buen lugar para improvisar). Saucy Mary´s Lodge, un albergue bastante básico y caro, que está bien para salir del apuro, pero que comparado con la calidad de los Bed and Breakfast escoceses, dejaba mucho que desear (ni siquiera tenía la recepción abierta al mediodía y tuvimos que esperar casi una hora hasta que apareció alguien).

Skye es, junto al Lago Ness y Edimburgo, el lugar más visitado de Escocia; aún así, no se nota mucha presión turística, quizás por su gran extensión. Una vez instalados pusimos rumbo a Kilt Rock y Mealt Falls, una caída de agua de 200 metros de altura al norte de Skye, realmente espectacular. En Kilt Rock encontraréis, además, una huella de dinosaurio, pues hace millones de años, era un lugar muy frecuentado por los mismos. Por estas carreteras de Skye, también podréis observar a menudo las típicas vacas melenudas escocesas.

isla skye isla skye isla skye isla skye

Desde Kilt Rock bajamos nuevamente la carretera hasta Old Man of Store, unas formaciones rocosas en forma de agujas que se ven desde la carretera. Hay que aparcar el coche en el arcén y buscar el camino de subida que está señalizado.

old man of store

BRICONSEJO: la subida a Old Man of Store es dura de cojones, empinada y con ciertas dificultades cuanto más arriba llegues. A mitad de camino las vistas son espectaculares, si quieres seguir subiendo allá tú, con llegar hasta aquí tienes más que suficiente. Si hay niebla no subas, porque no vas a ver un pijo.

Como la noche se nos echaba encima, acabamos el día buscando un lugar para cenar en Portree, un pueblo marinero precioso, con muy poca oferta de restauración en comparación a la cantidad de turistas que alberga, pues es la localidad más grande de Skye.

portree

BRICONSEJO: si tienes pensado cenar o comer en Portree, reservad con antelación, nosotros tuvimos que desistir y acabamos cenando en un bar de carretera, eso sí, genial.

 

Así acababa nuestro segundo día de ruta. Nos fuimos bastante cansados a nuestro cuchitril en Kyleakyn, para echar una cabezadita y salir por la mañana temprano para el Lago Ness.

 

 

Continúa en: ruta por las Highlands 2 (del Lago Ness a Edimburgo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.