Qué ver en Varsovia 1 (centro histórico)

Varsovia es la ciudad más poblada de Polonia, la más moderna y su capital. Igual que el resto del país, tiene una historia triste, pues fue completamente arrasada y destruida en la II Guerra Mundial y, al igual que el resto de ciudades polacas devastadas, resurgió de sus propias cenizas como el ave fénix para presentarse ante nosotros como el motor de modernidad que mueve el país. Si habéis estado en otras capitales de Europa del Este, os recordará mucho a ellas (especialmente la parte nueva). Para los que os interese la historia, esta ciudad también fue testigo de uno de los hechos más tristes  y heroicos de toda la II Guerra Mundial: el Levantamiento de Varsovia, pero de eso hablaremos más adelante, cuando hagamos referencia al museo que lleva su nombre.

 

Llegué a Varsovia en un tren directo desde Cracovia que apenas tarda 2 horas y cuarto (sale de la estación de Krakow Glowny y llega a Warszawa Centralna, justo al lado del conocidísimo edificio del Palacio de la Cultura y la Ciencia). La estación está en el centro nuevo de la ciudad, no en el barrio histórico. Como ya era tarde y no me apetecía caminar, cogí un taxi que me llevara hasta mi alojamiento: Old Town Bed and Breakfast. No era un hotel, sino un pequeño apartamento justo al lado del Castillo Real, en la calle Bednarska (solo había que subir un poquito y ya estabas en pleno casco histórico). El dueño me dio instrucciones por email de cómo acceder al piso con un código y, aunque de primeras no me fiaba mucho, he de reconocer que fue de los mejores alojamientos que he tenido en muchos de mis viajes. El apartamento era súper chulo, muy limpio, y nos habían dejado la nevera llena para poder desayunar a nuestro antojo. La verdad que un 10, si vais a Varsovia os lo recomiendo y a un precio espectacular.

 

Eran ya casi las 22:30 de la noche así que salí a ver si podía cenar algo por el centro, pero oh, sorpresa, restaurantes cerrando. Di un pequeño paseo y decidí comprar algo en un pequeño 24 horas para prepararme cena en el piso y así descansar para estar fresco a la mañana siguiente.

 

BRICONSEJO: los polacos se rigen por el horario europeo, es decir, comen y cenan pronto. Cuidado con esto que a partir de las 22:30 os encontraréis pocos lugares donde cenar.

 

A la mañana siguiente y fresco como una rosa, ya estaba preparado para recorrer el centro histórico de Varsovia. Os hablaré de él por el orden de recorrido que yo hice, es decir, saliendo desde mi apartamento en la calle Bednarska.

 

Iglesia de Santa Ana

Saliendo en dirección a la plaza del castillo, lo primero que nos encontraremos a mano derecha es esta austera iglesia donde realizan estupendos conciertos de música clásica en vivo (los horarios los tienen expuestos fuera). Austera en su exterior, porque su interior es verdaderamente espectacular con un trampantojo original en el techo digno de admiración, así como su altar rococó y su imponente órgano. Aconsejo a todo el mundo pasar por la Iglesia de Santa Ana, y si es para un concierto mucho mejor.

iglesia santa ana varsovia

iglesia santa ana varsovia

 

Plac Zamkowy y Columna de Segismundo III

Como a 100 metros de la Iglesia de Santa Ana, nos encontramos de golpe con la Plaza del Castillo (su verdadero nombre es Plac Zamkowy) con la inconfundible Columna de Segismundo. Esta columna que se alza imponente en la plaza, está dedicada al rey Segismundo III, que pasó la capital de Cracovia a Varsovia en el año 1596. Aunque la columna no es la original, la estatua sí lo es, pues sobrevivió a la devastación de la guerra.

columna segismundo III

Otra parte importante de esta plaza son las buenas vistas de las murallas de Varsovia, acompañadas de sus ya archiconocidas fachadas de colores. Frente a éstas, el Castillo Real.

 

Castillo Real

Entrando en su patio principal, a mano derecha tenemos las taquillas; la entrada cuesta apenas 23 zlotys (unos 5€ al cambio). Antes de nada, debemos recordar que este castillo fue una de las cortes reales más importantes del viejo continente durante el s.XVII, para ser arrasado y reducido a cenizas por los nazis durante la II Guerra Mundial (antes, el pueblo pudo salvar obras de arte y reliquias guardadas en él). Una vez acabada la guerra y con el país en ruinas y bancarrota, los propios ciudadanos de Varsovia aportaron lo poco que tenían y colaboraron en las tareas de reconstrucción, por lo que, a día de hoy, este Castillo es el símbolo de la fortaleza del pueblo polaco.

castillo real varsovia

El recorrido nos llevará aproximadamente una hora y media, con puntos tan interesantes como el Salón de Baile, el Salón Nacional o el Salón del Trono. Muchas de las pinturas originales que hoy se conservan en este Castillo, ayudaron en la reconstrucción fidedigna de la ciudad.

castillo real varsovia

castillo real varsovia

BRICONSEJO: la última sala del recorrido es una gran sala con varios videos en pantalla grande que casi todo el mundo se salta. Aconsejo pararse a ver cada video; son unos 6 creo recordar, de aproximadamente 5 minutos cada uno, en los que se puede ver cómo era el Castillo antes de la guerra, cómo quedó después, y los posteriores esfuerzos del pueblo en su reconstrucción.

castillo real varsovia

BRICONSEJO: otro de los grandes tesoros de este castillo también se encuentra en una de sus salas subterráneas. Nos referimos a las dos pinturas atribuidas a Rembrandt: “La muchacha con sombrero” y “El sabio en el púlpito”. Estas obras fueron vagando de familia en familia desde 1769, robadas por la Gestapo en 1939 y finalmente recuperadas en 1947 y donadas al pueblo polaco en 1994. En el año 2006, varios expertos atribuyeron su autoría al gran maestro holandés.

 

Catedral de San Juan

Salimos del Castillo Real y nos dirigimos a la Plaza de la Ciudad Vieja por la calle Swietojariska, y a mano derecha nos toparemos con la imponente Catedral de San Juan, perfectamente reconocible por su fachada color rojizo. Su interior es bastante sobrio, pero a su favor diremos que fue destruida y reconstruida varias veces, por lo que apenas queda nada de la decoración original. En el levantamiento de Varsovia, los nazis hasta llegaron a meter un tanque en el edificio que voló la mayoría de su estructura.

catedral san juan varsovia

catedral san juan varsovia

 

Plaza de la Ciudad Vieja

Y llegamos al centro neurálgico de la parte histórica de Varsovia, su plaza mayor. Rodeada de edificios con diferentes decoraciones de muy diferentes estilos (barroco, gótico, neoclásico…) para muchos constituye una de las plazas más hermosas de Europa y un ejemplo de lo que es una buena reconstrucción. Recordemos que el casco histórico de Varsovia fue completamente destruido en 1944, hasta tal punto que muchos países intentaron convencer a los polacos de que construyesen su capital en otro lugar, que se olvidasen de la antigua Varsovia; sin embargo, el empeño fue tan fuerte y la reconstrucción tan minuciosa, que una vez acabada, la UNESCO declaró este centro histórico Patrimonio de la Humanidad en 1980. Hoy Varsovia está considerada un ejemplo único en el mundo de restauración del patrimonio arquitectónico y también el mayor esfuerzo de movilización nacional visto hasta la fecha en ningún país del mundo.

BRICONSEJO: en esta plaza nos encontramos el Museo de Varsovia, que cuenta cómo fue la historia de la ciudad y, sobre todo, su reconstrucción. Yo no lo pude visitar porque estaba de reformas cuando fui, pero todo lo que he leído sobre él tiene muy buena pinta.

 

Barbacana

Si seguimos nuestro itinerario completamente recto, llegaremos al final de lo que se considera el casco antiguo, la Barbacana, que igual que la de Cracovia, es una torre defensiva que se utilizaba como punto de control para quien quería entrar y salir de la ciudad. Evidentemente, conecta con el sistema de murallas que rodeaban la ciudadela.

barbacana varsovia

BRICONSEJO: si miramos la Barbacana de frente y nos vamos siguiendo el camino hacia la derecha, tendremos unas buenas vistas del parque inferior y las preciosas casas que lo pueblan.

varsovia

 

 

Continúa en: qué ver en Varsovia 2 (nuevo centro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.