Qué ver en Cracovia 2 (barrio judío)

Bienvenidos a Kazimierz y Podgórze, los tristemente famosos barrios judíos de Cracovia. Situados al sur de la ciudad vieja, su zona más emblemática es al otro lado del río Vístula (Podgórze), donde los nazis crearon el conocido Gueto de Cracovia. Aunque antiguamente eran una ciudad independiente, con el paso de los años Cracovia fue creciendo y absorviendo esta zona donde convivían cristianos y judíos (muchos expulsados de otros lugares de Europa). La llegada de los nazis provocó un cambio en esta zona, pues los judíos fueron confinados al otro lado del río, en Podgórze, tras los muros del gueto.

En el gueto todos debían ir identificados y nadie podía salir sin permiso. Más de 15.000 personas vivían hacinadas en 30 calles, hasta que en el año 1943 se ordenó la liquidación total del gueto. Más de 2.000 judíos fueron asesinados en plena calle mientras se enviaba al resto a los campos de Plaszow y Austwichz. En total, en toda Cracovia vivían antes de la guerra unos 65.000 judíos; una vez acabada no llegaban ni a 5.000. Este lugar fue pues, una de las zonas más vergonzosas de la historia de la humanidad y pasear sus calles nos hará tener una ligera idea de lo que pudo ser aquella barbarie. Para los cinéfilos, la película “La lista de Schindler” refleja perfectamente lo que era la vida en el gueto y su posterior devastación.

Hoy día, Kazimierz es una atractiva zona de sinagogas, bares, cafeterías, restaurantes y plazoletas muy atractiva para visitar; mientras que Podgórze es un barrio periférico obrero con una triste historia que contarnos en cada esquina. A continuación paso a relataros los lugares de estos barrios que no deberíamos perdernos por nada del mundo.

Fábrica de Schindler

Nuevamente para los que no hayáis visto la película o leído nada al respecto, Oskar Schindler fue un empresario alemán, miembro del partido nazi que, gastando montañas de dinero, usó su fábrica de esmaltado como salvoconducto para que miles de familias judías no acabasen en los campos de exterminio del III Reich.  Logró salvar a más de 1.750 personas a través de su famosa lista (básicamente pagó por cada una de ellas). Aunque sigue siendo un controvertido personaje (se dice que en sus inicios fue un usurero al que solo le interesaban los judíos por ser mano de obra barata), Oskar Schindler es el único miembro del partido nazi nombrado Justo entre las Naciones.

Su famosa fábrica se acabó convirtiendo en un museo que cuenta la historia de la ocupación nazi de Cracovia. Situada un pelín alejada (aconsejo ir en taxi), es bajo mi punto de vista, el mejor museo de todo Cracovia, tan impactante que no es extraño ver salir a gente de allí llorando a lágrima viva. Planteado de manera completamente interactiva, cuenta sin remilgos la ocupación nazi de Cracovia, la creación y vida en el gueto, cómo era la vida en la fábrica, la liquidación del gueto, la creación de la lista y acaba el recorrido con miles y miles de cartas de agradecimiento de familiares descendientes de los judíos de Oskar Schindler.

BRICONSEJO: las visitas a la fábrica-museo de Schindler son multitudinarias, así que aconsejo ir con tiempo suficiente ya que hay un límite de visitas diarias o bien contratar uno de los muchos tours que realizan la visita guiada (yo fui por mi cuenta y solo quedaban 5 plazas cuando entré a las 4 de la tarde).

Calles del gueto

Recomiendo encarecidamente recorrer las calles del gueto judío de Cracovia; unas calles que han visto el horror y la crueldad del ser humano, pero también la esperanza y la bondad de muchos. Podremos ver los edificios donde se hacinaban familias enteras, plazas que pretenden recordar lo que allí sucedió, como la  Plac Bohaterów Getta (Plaza de los Héroes del Gueto) llena de sillas cada una representando 1.000 personas asesinadas, o una pequeñísima parte del muro que marcaba el límite del gueto (en la  calle Lwowska hay una placa que marca el lugar exacto). Ese muro, ahora derribado casi por completo, tiene para Cracovia un significado especial, pues marcaba el límite entre la vida y la muerte.

Farmacia bajo el águila

El barrio de Podgórze está lleno de historias de tristeza y heroísmo. Practicamente todos conocerán la de Oskar Schindler (es lo que tiene el cine), pero no menos heroica fue la acción de un hombre llamado Tadeus Pankiewicz. Tadeus era el farmacéutico del barrio y fue el único no judío que se negó a salir del gueto cuando lo cerraron los nazis. Durante la dura ocupación, dispensó gratuitamente medicinas, ayuda y atención sanitaria a todos los que la requerían, sirvió de enlace con el exterior jugándose la vida (podía salir del gueto ya que no era judío) y ayudó a salvar la vida de más de 500 personas.

Hoy su farmacia, en la esquina de Plac Bohaterow Getta, ha sido restaurada y convertida en un pequeño museo que cuenta la historia de lo que allí sucedió. Las memorias de Tadeus son narradas en el libro “The Cracow Ghetto Pharmacy”, un desgarrador relato de cómo un hombre bueno pudo arrojar un poco de luz sobre tanta oscuridad.

Kazimierz

Tras la derrota nazi, la escasa población judía que quedaba con vida y el desdén con el que las autoridades soviéticas trataron a los polacos, provocaron que este barrio cayese en desgracia. Sin embargo, con el paso de los años y a medida que se salía del dominio comunista, Kazimierz resurgió de su triste pasado y es, a día de hoy, uno de los barrios más animados de Cracovia, con restaurantes, cafeterías y plazas muy agradables; así como iglesias, sinagogas y museos como el Museo Judío de Galitzia, muy interesantes (este último no me dio tiempo a visitarlo, pero por lo que he oído vale mucho la pena).

 

BRICONSEJO: en la calle Szeroka, junto a la Sinagoga Remuh y frente al Museo Judío, hay una plaza arbolada preciosa con muchísimas terrazas donde poder disfrutar de un tentempié muy agradable. En el centro de esa plaza, tenemos un monumento conmemorativo al pueblo judío de Cracovia.

 

 

Continúa en: minas de sal de Wieliczka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.