Entender Marrakech

Marrakech ha sido mi primer contacto con Marruecos (no con el mundo árabe, el cual conozco bastante bien) y sin duda puedo y debo recomendar este destino a cualquiera que pretenda un primer acercamiento a un país musulmán, a un país africano o a un lugar de Marruecos. Como he explicado en mi entrada sobre “Qué ver en Marruecos” (que recomiendo consultar antes de leer esta), este país es un destino cercano y cómodo para el turista occidental, y sin duda no se sentirá defraudado con su visita. Marrakech es relativamente pequeño, lo que tiene para visitar se ve rápido, pero la mejor experiencia aquí es, de largo, mezclarse con la gente y el ambiente, dejarse llevar por el bullicio y la locura de la Plaza Yamaa el-Fna, recorrer y perderse una y otra vez por sus animados zocos, o deleitarse y buscar la paz en sus tranquilos jardines y palacios. Asimismo, desde Marrakech parten diariamente múltiples excursiones a diversos puntos de Marruecos (algunas de un día, otras de varios), por lo que aburrirse en esta ciudad va a ser verdaderamente complicado. De los tours y excursiones, así como de todo lo que hay que ver y qué me ocurrió estando en Marrakech en 5 días, hablaré en las siguientes entradas; ahora vamos a centrarnos en diversos datos prácticos para llegar, alojarse, moverse con soltura por las calles y entender un poco esta increíble ciudad. Todo contado desde mi experiencia personal:

 

LLEGAR A MARRAKECH

 

Muchas compañías aéreas vuelan a Marrakech, pues es un destino sumamente turístico, incluidas algunas de bajo coste (Ryanair, Vueling). Personalmente yo encontré una oferta con Norwegian tremendamente barata desde Madrid; por desgracia esta compañía dejará de operar la línea Madrid-Marrakech en el 2018, pero aún así, yo no pagaría más de 100€ por un vuelo a Marruecos, ya que se pueden encontrar fácilmente por debajo de ese precio (hablo desde España).

aeropuerto marrakech

Los vuelos llegan al aeropuerto de la Menara y si nunca has estado en Marrakech y, sobre todo, si tu alojamiento se encuentra en la medina, lo mejor es que contrates un servicio de recogida del hotel (más que nada porque la medina es peatonal y es un jodido laberinto, así que la primera vez mejor acompañados; yo lo hice y aunque tuvimos que esperar casi media hora, salió todo genial). Si ya conoces Marrakech o tu hotel no está en la medina, la opción del taxi en la puerta del aeropuerto es perfectamente válida. Los ciudadanos de la UE no necesitamos visado para entrar en Marruecos, pero no te olvides en casa el pasaporte, que estás en África.

 

ALOJAMIENTO EN MARRAKECH

 

Como ya he comentado en mi entrada sobre Marruecos (antes mencionada), una de las cosas que no te debes perder en Marrakech es dormir en un riad. Por lo general, y al tratarse de casas tradicionales, suelen estar en la medina y, aunque son un poco más caros que los hoteles (depende del nivel de alojamiento que busques), vale la pena hacer un pequeño esfuerzo y alojarse en estas espectaculares viviendas con pocas habitaciones, su patio central, su piscina o fuente en el patio, su balconada superior y su cómoda terraza.

riad marrakech

Personalmente os recomendaré en el que yo me alojé porque el trato fue espectacular y el servicio, los desayunos y la habitación, de lo mejorcito que me he encontrado en mis viajes; y además uno de los dueños, Tony, habla perfectamente español. Se llama Riad Villa Wenge y os dejo un enlace a su página por si os interesa. Además otro punto a su favor es que está justo a la entrada de la medina, por lo que no tendréis que callejear mucho desde la plaza para llegar a él.

riad marrakech

Si quieres alojarte en un buen riad en Marrakech, no dejes de consultar nuestro buscador de hoteles en internet:


 

COMPRAR EN MARRAKECH

 

Marrakech es una ciudad que se destaca del resto por la cantidad y variedad de compras que se pueden hacer en ella. Comprar se convierte así en un entretenimiento más que nos ofrece la ciudad a través de sus zocos, bazares y tiendas. Para hacer un buen negocio en Marrakech os remito a mi entrada sobre “cómo regatear” que es un manual básico para ser un experto comprador en este tipo de mercados. Recordad que la moneda marroquí es el dírham marroquí, y que se puede conseguir fácilmente en los bancos españoles y también en múltiples oficinas de cambio que veréis por Marrakech (en los zocos no siempre aceptan tarjetas de crédito).

 

RECORRER MARRAKECH

 

Marrakech es una ciudad para recorrer a pie y sólo aconsejo recurrir al transporte urbano cuando se quiera ir a visitar la zona nueva o algún punto bastante alejado. El hecho de que toda la medina sea peatonal también ayuda a que tengas que caminar (recuerda caminar siempre por la derecha y tener cuidado con carros y motos). La medina es un laberinto de calles, callejones, callejuelas y pasadizos auténticamente infernal; no te desesperes, te perderás mil y una veces, y ese es otro de los atractivos de la ciudad, ten paciencia. Si quieres preguntar a alguien para que te indique un lugar concreto, mejor a algún tendero, porque el resto de la gente te pedirá dinero por la indicación (nunca pagues por una indicación).

calles de marrakech

Si vas a moverte a algún lugar más alejado, como por ejemplo el Jardín Majorelle, aconsejo usar taxi. Eso sí, jamás te subas a un taxi sin negociar antes el precio o obligarle al conductor a poner el taxímetro (si es que lo tiene). También os aconsejo nunca coger los taxis en la puerta o junto a la entrada de los lugares turísticos; vale la pena alejarse unas calles y cogerlo más adelante y comprobaréis como el precio que os piden baja bruscamente.

 

La ciudad de Marrakech se divide básicamente en la zona antigua (la medina) y la zona nueva (lo que llaman La Ville Nouvelle); la primera es todo lo que se encuentra dentro de las murallas y lo segundo es la ampliación que hicieron los franceses en la época colonial. Así que os dividiré mis visitas en Marrakech en estas dos zonas, teniendo una entrada para tratar aparte la plaza Yamaa el-Fna y los zocos (merecen un análisis separado) y otra a mayores para daros información sobre las excursiones que podéis hacer desde la ciudad y la que hice yo. Así que sin más dilación, vamos a analizar qué ver y qué hacer en Marrakech, lo que yo hice y todas las locuras que me pasaron estando allí.

 

 

Continúa en: “la Plaza Yamaa El-Fna y los zocos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.