El Monte Petrín

Junto al barrio de Mala Strana, y visible desde toda la ciudad, nos encontramos con uno de los lugares favoritos de los praguenses: el Monte Petrín. Situado sobre una colina de 320 metros, puede accederse a él andando o en su famoso funicular.

 

BRICONSEJO: la subida al monte es durilla y si tenéis abono de transporte, os sirve también para el funicular, así que aprovechadlo. Sube cada 15 minutos.

Su “pequeña torre Eiffel” fue construida para la Expo de Praga de 1891 y tiene un mirador desde el que obtener unas maravillosas vistas de la ciudad. Junto a ella, una sala conocida como El Laberinto de los Espejos, igualmente construido para esa Expo, es una atracción poco concurrida que recuerda a las de los parques de atracciones con espejos que deforman y juegan con la perspectiva y la figura.

 

BRICONSEJO: las mejores vistas panorámicas de Praga, se obtienen desde el mirador de la torre de Petrín. Sólo se puede subir a pie.

A los pies del parque, cerca de la estación del funicular, nos encontramos el Monumento a las Víctimas del Comunismo, con figuras humanas que se van descomponiendo a medida que bajan escaleras.

 

 

Continúa en: plaza Wenceslao y la Praga Moderna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.