El Barrio Judío

El barrio de Josefov, o barrio judío de Praga, es otro de los atractivos de la capital checa. La triste historia del s.XX y el holocausto, vaciaron este barrio de su población original que lo había habitado durante más de 800 años. Sin embargo, sus sinagogas y edificios continúan formando parte de la vida de la capital y conforman un conjunto arquitectónico e histórico imprescindible.

Para llegar a Josefov, basta seguir desde la plaza de la ciudad vieja en dirección norte (por la calle junto a la Iglesia de San Nicolás) o coger el metro hasta la parada de Staromestska. Una vez allí, nos dirigiremos a cualquiera de los lugares que queremos visitar, pues la entrada es conjunta para todos y se puede adquirir en cualquiera de los puntos de visita principales.

BRICONSEJO: os aconsejo empezar la visita por la Sinagoga Pinkas (número 2 en el ticket), que da acceso al cementerio judío. Si llegáis a primera hora, podréis tener el cementerio para vosotros solos (después se llena y es más incómodo). Yo tuve la mala suerte de tener cerrada por reconstrucción la Sinagoga Española, así que no la pude visitar.

 

Sinagoga Pinkas

Del 1535, fue habilitada como museo del holocausto y sus paredes las pueblan los nombres de 77297 judíos checos desaparecidos o muertos durante la II Guerra Mundial. Su visita es tremendamente perturbadora por el silencio del lugar y lo impoluto de sus paredes.

 

Cementerio Judío

Nada más salir de la Sinagoga Pinkas, accederemos al antiguo cementerio. Con más de 15.000 tumbas, este antiguo cementerio dejó de utilizarse en el año 1787 debido a su masificación. La zizagueante visita al cementerio al aire libre es de lo mejorcito del Museo Judío de Praga y un lugar que jamás olvidaréis. Muchos judíos checos ilustres están enterrados en este cementerio, entre los que destaca el rabino Loew, también conocido como “el héroe judío de los checos”, sobre quien la leyenda cuenta que creó un Golem de arcilla para proteger el gueto judío de Praga.

 

Ceremonial Hall

La sala de ceremonias, justo a la izquierda tras salir del cementerio (se puede ver desde dentro del mismo), alberga exposiciones sobre ritos y costumbres judías.

 

Sinagoga Klaus

Al salir del cementerio a la derecha. Edificio barroco del 1694, es la sinagoga más grande de todo el barrio judío. Complementa al Ceremonial Hall en sus exposiciones.

 

Sinagoga Maisel

Construida en el 1592 por el alcalde Maisel, es la gran construcción renacentista del gueto. Reconstruida en varias ocasiones, acoge exposiciones temporales.

BRICONSEJO: recordad que para todas estas visitas, los hombres deben llevar la cabeza cubierta. En todas las entradas os facilitarán kipás (gorro ritual judío) de papel.

 

El tiquet también incluye la entrada a la Sinagoga Española, pero cuando yo visité Praga, estaba en reconstrucción y las obras no acabarán hasta 2021, por lo que no puedo hablaros de ella, aunque casi todo el mundo dice que es la más espectacular. La entrada a la galería de arte R. Guttman Gallery, con exposiciones temporales, también está incluida. Muy cerca de ella está el monumento a Franz Kafka, donde se representa al autor diminuto a hombros de un traje vacío.

 

Sinagoga vieja-nueva

La entrada a esta sinagoga no está incluida en el tiquet general, por lo que hay que pagarla a parte. Del 1270, es la sinagoga más antigua de Europa y todavía hoy se utiliza como lugar de oración para los judíos de Praga.

 

 

Continúa en: Mala Strana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.