Día 7: “adiós Manin”

El vuelo de Fernando y Borja salía temprano, el nuestro al mediodía, por eso Borja nos dejó las llaves del lo dedicamos a visitar el Palacio Ducalpiso Sus salas, sus exposiciones, sus patios, sus calabozos y la sala del trono, son dignos de cualquier amante del arte y nos encargó devolvérselas a la propietaria sin causar desperfectos (recalcó lo de los desperfectos). Teníamos toda una mañana todavía. Aquel día Venecia amaneció lluvioso (el único día que nos llovió junto con el de llegada) y lo dedicamos a visitar el Palacio Ducal. No se puede venir a Venecia y no entrar en el palacio. Sus salas, sus exposiciones, sus patios, sus calabozos y la sala del trono, son dignos de cualquier amante del arte y de la historia y vale la pena dedicarle tiempo.

 

BRICONSEJO: si no dispones de mucho tiempo en Venecia y sólo puedes hacer una visita, no lo dudes, el Palacio Ducal antes que cualquier otro lugar.

 

 Al volver a casa nos hicimos una foto en la plaza de Daniele Manin; la razón de esta foto es que si en Venecia nos perdimos una media de 5 veces por día, las 5 veces íbamos, no sé por qué extraña razón, a parar a esta plaza y la verdad, ya le cogimos cariño y todo.

 

BRICONSEJO: en Venecia te vas a perder, mucho, muchas veces, no desesperes, nos pasa a todos.

 

Hicimos la comida, la última en Venecia y mientras comíamos se nos ocurrió una genialidad.

– ¿Qué os parece si movemos los muebles y hacemos una “performance libre” de lo que ha sido este viaje?

Y allá que lo hicimos, y el resultado, con el disparador automático de la cámara, sin enfocar, y haciéndolo en menos de un minuto, fue la mejor foto que he sacado en mi vida, todavía a día de hoy (triste es decirlo). Nos bastó un palo de escoba, un sofá, un cojín y un paraguas, nuestras dotes interpretativas y hala, listos para ganar el Pulitzer.

Sólo faltaba deshacer el camino andado. Venecia-Girona, bus Girona-Barcelona-Reus, Reus-Santiago. Por fin llegamos; Nacho durmió todos los vuelos.

– Joder, joder, joder!!! ¿Pero como lo hace?

Nos montamos en el coche y…no enciende…el motor está frío.

– Tranquilos, me ha pasado más veces, dice Ore.

– ¿Crees que me asusta quedarme tirado en Santiago? Te recuerdo que ayer a esta hora estábamos cruzando una frontera andando después de 3 días sin dormir.

Y el coche arrancó. Y volvimos a Coruña. Pero el destino siempre nos tiene reservadas nuevas aventuras…

 

FIN

    2 Responses

  1. De acuerdo en lo del palacio ducal, precioso yo tengo una foro en un calabozo, con cara de pena jajaja…. he ido dos veces una carnaval frío de cojones, de hecho nevó, sí a nivel del mar…. y otra en noviembre que era como verano porque hacía 28 grados…. y aún me quedan museos por ver, me encanta ir caminando y toparme con iglesias y puentes fantabulosos…. volveré….

    1. Venecia es una ciudad impresionante con muchísima historia y muchísimo por ver. Un destino más que recomendable. Gracias por tus comentarios, Paula, yo también volveré a Venecia y os haré a todos partícipes de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.