Ruta por el Norte 1 (Asturias 2)

Después de dejar atrás la zona occidental de Asturias, nos adentramos en las localidades orientales y en su área de alta montaña, quizás una de las zonas turísticas preferidas por el público general, con paradas tanto o más interesantes que las analizadas en la entrada anterior.

 

Llanes

Llanes será nuestra próxima parada después de Gulpiyuri. Reconozco que aunque antes dije que Lastres era mi pueblo favorito de Asturias, muchas veces me cuesta decidirme entre Lastres y Llanes, pues la belleza de este último es también digna de muchas visitas. El centro de esta villa (declarado patrimonio histórico), con la ría cortando por el medio es espectacular y tenemos espectaculares monumentos que visitar como la Iglesia de Santa María del Conceyu (del s.XIII-XIV), las ruinas del Palacio de los Duques de Estrada (que sólo se pueden admirar desde fuera), la grandiosa Torre del Castillo o las vistas de la costa desde el Mirador del Fuerte (quizás la espectacularidad de la costa en la zona de Lastres en comparación con la de Llanes, hace que siempre me acabe decantando por la primera). Todo esto unido al empedrado de sus calles, sus tranquilas y preciosas plazas, sus palacios señoriales y la entrada de su ría, hacen de Llanes un destino idílico para cualquier viajero; de hecho, es uno de los destinos de verano más demandados en Asturias.

llanes llanes llanes llanes

Muy cerquita de Llanes, a unos 12 kilómetros, tenemos un espectáculo natural que no deberíamos perdernos: los famosos Bufones de Arenillas. Los bufones son grietas abiertas en la costa y conectadas con simas marinas por las que el agua penetra a presión formando geiseres que pueden alcanzar los 20 metros de altura. Un auténtico espectáculo que nos regala la naturaleza cuando el mar no está en calma.

 

BRICONSEJO: los bufones sólo se pueden admirar en su plenitud cuanto más embravecido esté el mar. Con el mar en calma lo único que podremos ver serán los enormes agujeros soltando un ruido ensordecedor resultado de la expulsión del aire comprimido en las simas con cada golpe de oleaje. Así que si no veis mucho movimiento marino, reservad la visita para otra ocasión.

bufones arenillas

BRICONSEJO 2: la carretera que lleva a los bufones es un auténtico camino de cabras, tierra, barro, agujeros, etc… aunque hay coches que se meten, no recomiendo hacerlo. Aparcad lo más cerca posible; la población más cercana es Puertas de Vidiago, que está a unos 40 minutos andando. Vale la pena la caminata por no joder el coche, hacedme caso.

 

Si seguimos fielmente y en línea recta la A8 que nos lleva a Cantabria, estos son los lugares más interesantes y pintorescos (a mi juicio) para parar, pero tenemos un desvío a la altura de Ribadesella, que podemos aprovechar para conocer una espectacular zona interior en Asturias que nos ofrece lugares tan interesantes como: Cangas de Onís, Covadonga y el Parque de los Picos de Europa con sus maravillosos lagos.

 

Cangas de Onís

Cangas de Onís tan sólo está a 20 kilómetros de la autovía, por lo que tampoco tendremos que desviarnos muchísimo. Es una villa muy turística (su proximidad a los Picos de Europa ayuda a eso), con unos cuantos monumentos de auténtico interés, no en vano fue la primera capital del Reino Astur (elegida por el mítico rey Pelayo); especialmente su espectacular y mal llamado Puente Romano, lo más característico del pueblo e imagen de muchas campañas de turismo asturiano. Digo “mal llamado” porque en realidad el puente es medieval (s. XIV).

cangas de onis

Debido a su afluencia turística, la oferta de restauración y hospedaje es bastante grande, aunque días como el 8 de septiembre (fiesta de la Virgen de Covadonga), la villa se quede pequeña para tanto turista. Numerosos palacios pueblan la avenida principal de Cangas de Onís, entre ellos el espectacular Palacio Pintu o el Palacio Dago, así como la llamativa Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

cangas de onis

 

Covadonga y Parque Nacional Picos de Europa

Pero sin duda, el mayor atractivo turístico de Asturias lo encontraremos a escasos 10 kilómetros de Cangas de Onís. Se trata del Parque Nacional de los Picos de Europa donde también se encuentra el Santuario de Covadonga. Enclaustrado en un valle junto al río Deva, en un paraje natural incomparable, se encuentra Covadonga, un lugar mítico para la historia de España, pues aquí se produjo, en el año 722, la victoria de astures y cántabros contra el empuje musulmán en su máximo apogeo. Dirigidos por Pelayo, las tropas montañesas aguantaron y repelieron el ataque del sur, dando inicio así al reino astur, germen de los consiguientes reinos peninsulares y punto de partida de la Reconquista. Se cuenta que además, el lugar fue, en época precristiana, un santuario asociado a una deidad femenina, por lo que tiene significado religioso e histórico desde mucho antes de esta batalla.

covadonga

Aparte del espacio natural que nos envolverá por completo, en Covadonga hay dos lugares de especial interés para visitar. El primero es La Santina, un santuario en piedra con una piscina natural a sus pies, al que se puede acceder subiendo las empinadas escaleras o a través de la Colegiata de San Fernando (s.XVII), que se encuentra a su derecha y a la que se entra desde el parking superior. En este santuario se encuentran las tumbas de Pelayo y Alfonso I, así como la venerada imagen de la Virgen (la llamada Santina). El segundo lugar de interés es la Basílica de Covadonga, presidida por la estatua del rey Pelayo y que puede divisarse desde diferentes puntos del valle y de la carretera.

covadonga

BRICONSEJO: si no quieres aguantar multitudes, ni colas y te gusta estar casi sólo en este tipo de parajes, aconsejo llegar a Covadonga a primera hora, sobre las 8:30-9:00 de la mañana. Más allá de las 10:00, el parking, la carretera y las colas para ver la Santina, dependiendo de la fecha, pueden ser bastante desalentadoras.

la santina

En la misma carretera que nos lleva a Covadonga, pero cogiendo el desvío a mano izquierda (está todo muy bien señalizado), nos vamos quizás al paisaje natural más famoso de Asturias y puede que de toda la Península; se trata de los Lagos Enol y Ercina, en plenos Picos de Europa. Es una serpenteante carretera de montaña de unos 12 kilómetros con algún que otro mirador en su recorrido con vistas espectaculares. A 1000 metros de altitud el primero y 1100 el segundo, los Lagos asturianos son un auténtico espectáculo natural que se encuentra en lenta desaparición.

picos de europa

BRICONSEJO: para preservar el lugar de la masificación turística a la que es sometido todos los años, se ha limitado el acceso rodado a los lagos en temporada alta, de forma que sólo se puede acceder a ellos en autobús. Los autobuses se cogen desde cualquiera de los parkings (hay 4) que encontrarás en la carretera que te lleva a Covadonga.

 

 

Continúa en: Ruta por el Norte 2 (Cantabria 1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Javier Rodrigues Cousillas
Finalidad: publicar tu comentario en esta entrada de manera que sea visible a todos los lectores.
Legitimación: consentimiento del interesado.
Destinatarios: tus datos pueden quedar almacenados en Automattic Inc., encargado del desarrollo CMS Wordpress, usado para el diseño y desarrollo de esta web y que cumple con el acuerdo de protección de datos EU-US Privacy Shield.
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.