España

España, mi país; no es que sea mío literalmente, pero vamos, que nací aquí, en una pequeña esquinita de esta nación del sur de Europa. España ha sido, durante años, sino el primer, de los primeros destinos turísticos del mundo, y la verdad es que se tiene su fama bien ganada. Muy buena comida (rivalizando con las mejores del mundo), buen clima, lugares pintorescos, pueblos tranquilos, montañas y sierras espectaculares, kilómetros de costa con increíbles playas, islas paradisíacas…vamos, que tenemos un poco de todo y a unos precios no demasiado elevados. De ahí la fiebre por España; bueno, eso, y la fama ganada a pulso de que los españoles somos algo juerguistas. Bah, no es para tanto, total solo debemos tener unas…¿2000? ¿3000 fiestas populares a lo largo del año? (a lo mejor me estoy quedando corto). Y a todo esto hay que añadirle siglos y siglos de una interesante historia repartida por nuestro territorio. Así que podemos entender y corroborar, que España sea destino principal para cualquier turista deseoso de tenerlo todo en un pequeño país.

 

Conozco bien España, me la he recorrido varias veces, he estado en absolutamente todas sus comunidades, he podido disfrutar de muchas de sus interesantes fiestas y visitar varios de sus increíbles monumentos. A modo de curiosidad, sabed que España es el tercer país del mundo con mayor número de bienes declarados Patrimonio de la Humanidad (por detrás de Italia y China); y el segundo con mayor número de bienes declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad (por detrás de Croacia). Así que si queríais unos buenos motivos para visitar España, ahí los tenéis. Mis experiencias en las diversas zonas del territorio español las iré desgranando poco a poco en la sección “Mis aventuras”, y allí podréis ir seleccionando zona a zona para buscar algo más concreto. Aquí simplemente quiero daros una visión general, animaros a visitarnos si sois extranjeros y si sois españoles, a hacer turismo también dentro de vuestro propio país, que a veces nos olvidamos de las cosas buenas que tenemos cerca y perdemos los calzoncillos por ir a ver la estatua de un predicador somalí que está en la cumbre de la montaña más alta en un país a 15.000 kilómetros de nuestra casa.

 

Al ser un destino de referencia, puede que nos encontremos con cierta masificación turística (no todo iban a ser cosas buenas), sobre todo si no escapamos de la temporada alta (hablo sobre esto en mi artículo MASIFICACIÓN). Así que, si vais a visitar cualquier zona de España, recomiendo antes mirar muy bien las fechas y los lugares a visitar, qué celebraciones coinciden con nuestro viaje y, en caso de haber un sitio demasiado lleno, buscar alternativas cercanas. Creedme si os digo que hay zonas de España muy poco conocidas e igual o más atractivas que las que se llenan habitualmente de turistas. En caso de tener alguna duda, podéis escribirme e intentaré solucionárosla. Por lo demás, España es un país fácil de recorrer, de gente amable, bien comunicado, seguro y bastante moderno (hombre, tenemos nuestras cosas  pero bueno, como todos ¿no?); viajad con sentido común y puede que sea uno de los mejores viajes de vuestra vida. Y ahora sí, os dejo mi lista de 10 razones para visitar España, ¿cuáles son las tuyas? Déjanos tus comentarios que quiero un buen debate sobre esto:

 

10 MOTIVOS DE PORQUÉ VIAJAR A ESPAÑA

  • Por las tapas, bueno por su comida en general. Y es que las tapas, la comida española y su dieta mediterránea, son de fama universal y está considerada, junto a la francesa, como la mejor del mundo. Y aquí hablamos tanto de alta cocina como de “cocina a nivel usuario”; no me digas porqué, pero las abuelas españolas desarrollaron un sentido arácnido para la cocina que las pones a todas a cocinar para un regimiento y te conquistan Groenlandia en bañador. Paella, cocido, jamón serrano, tortilla de patatas (¡sin cebolla por Dios!), pulpo á feira, fabada asturiana, bocata de calamares, escalibada, variedad infinita de pescados y mariscos…bueno, bueno, bueno…mejor paro que se me está haciendo la boca agua.
  • Por sus fiestas. Como he dicho antes, los españoles somos famosos en el mundo entero porque allá donde vamos somos capaces de organizar una buena fiesta en cero coma. Y las tenemos de todo tipo y para todos los gustos: populares, gastronómicas, religiosas, históricas, fiestas de estas porque sí…. Si queréis conocer las más populares, aquí os dejo una lista:

San Fermines: en Pamplona del 6 al 14 de julio.

Las Fallas: en Valencia del 15 al 19 de marzo.

Feria de Abril: en Sevilla en abril, no iba a ser en diciembre.

Carnaval de Tenerife: en Santa Cruz de Tenerife de mediados de enero a finales de febrero.

La Tomatina: en Buñol (Valencia), a finales de agosto.

Noche de San Juan: varios puntos costeros, especialmente Alicante y La Coruña, la noche del 23 de junio.

Semana Santa: en varios puntos de España, sobre todo ciudades de Andalucía y Castilla y León; suele ser en abril, a veces marzo.

Y como estos mil ejemplos más (a los que no haya puesto su fiesta favorita me la dejáis en comentarios que me voy apuntando); y así vamos pasando el año los españoles.

  • Por sus castillos y catedrales. Y es que aparte de fiesteros, los españoles tenemos una historia muy rica, y su huella ha quedado patente en muchísimas zonas de nuestro territorio. Si queréis ver las catedrales más impresionantes de Europa del románico al barroco (Santiago, Burgos, León, Oviedo, Sevilla, Barcelona, …) y castillos espectacularmente conservados (alcázar de Segovia, Peñafiel, la Aljafería, La Mota, Almansa, …), este es vuestro viaje. Siglos y siglos de historia nos contemplan.
  • Por la Alhambra. Y es que como palacio y castillo, la Alhambra merece una mención aparte. Si sólo pudiese recomendar un sitio para ver en España, sería sin dudarlo este espectacular conjunto palaciego situado en un entorno de ensueño. Es uno de los lugares más visitados de Europa y, por lo tanto, sus accesos están restringidos a 300 personas cada media hora. Aconsejo comprar las entradas online en este enlace si no quieres llegar a taquilla y que te den para 8 días después; por cierto, si no entras en 30 minutos desde la hora que has reservado, tu entrada no te valdrá (sed puntuales).
  • Por su clima. Y es que en general, en España suele hacer un tiempo agradable, si escapamos de los meses de invierno en el norte (donde llueve bastante) y los meses de verano en el sur (donde el sol te mata poco a poco). Aún así, ni los inviernos son muy gélidos, ni los veranos extremadamente calurosos (salvo excepciones).
  • Por su naturaleza. En España tenemos la suerte de contar con espacios naturales impresionantes que pueden hacer las delicias de cualquier viajero: Doñana, los Pirineos, los Picos de Europa, el Delta del Ebro, las Médulas, el Teide, la Serra de la Tramuntana, e infinidad de ellos más que no te dejarán indiferente.
  • Por sus playas. Y es que teniendo casi 8000 kilómetros de costa, es normal que tengamos unas playas impresionantes, tanto en el norte como en el sur, cada una con sus características pero todas igualmente apetecibles; desde las impresionantes formaciones rocosas del norte, hasta las tranquilas playas mediterráneas, las exóticas de las islas o la considerada una vez “mejor playa del mundo”: la de Rodas en Cíes (Galicia).
  • Por el Camino de Santiago, la ruta de peregrinación más antigua y más concurrida de Europa. Que si bien es cierto que puede atravesar muchos países, es al llegar a España cuando parece envolvernos en su historia y su magia. Quizás la mejor experiencia de viaje a pie que se pueda hacer en la vida. Y la llegada a Santiago, con su imponente catedral presidiendo la plaza del Obradoiro… sin palabras.
  • Por Barcelona, una de las ciudades más cosmopolitas, abiertas y a la vanguardia que haya conocido. La ciudad más visitada de España, no sólo es interesante por lo que nos ofrece visualmente (recordad que aquí tenemos la Sagrada Familia entre otras cosas), sino por cómo nos hace sentir.
  • Por los vestigios de su pasado. Y es que no sólo de castillos y catedrales vive este país. Como hemos hablado, su historia es tan extensa y rica, que tenemos para ofrecer muchísimas cosas más: El Escorial, las Murallas de Ávila, el Acueducto de Segovia, las Cuevas de Altamira, la Mezquita de Córdoba, la ciudad romana de Mérida, y podría estar así todo el día. ¿Necesitas más motivos para venir a España?

 

    2 Responses

  1. La gente que prefiere dar más vueltas por otras partes de Europa que por España, es por qué no sabe de los tesoros y bellezas de España.

    1. Desde luego España es un tesoro en si mismo como destino turístico. Yo prefiero combinar, un poco de España, un poco de fuera, jajajajajaja, así intento no perderme nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *