Emiratos Árabes Unidos

Reconozco que si no llega a ser porque tenía que hacer una escala larga en Dubai al regresar desde Bangkok, creo que jamás hubiera puesto los pies en este país (si vuelas con Emirates, la escala en Dubai no te la quita nadie). Tenía la idea de que los Emiratos Árabes Unidos en general y Dubai en particular, eran un circo artificial creado para el divertimento de los ricos y los snobs, por lo que, a priori, no me atraía nada. Sin embargo, al mirar y remirar dicha escala, comprobé que el vuelo me saldría más barato, si en vez de hacer una escala de unas horas, me quedaba 3 días y volvía en otro vuelo diferente a Madrid (a veces las conexiones aéreas son así de extrañas). Así que decidí darle una oportunidad y pasar esos 3 días en Dubai y he de reconocer, que me equivocaba enormemente. Es cierto que Dubai es un monstruo artificial, construido a golpe de petrodólar en unos pocos años; no obstante, es un monstruo bonito, bien montado, con ofertas para todos los bolsillos y que, junto con el amable carácter hospitalario de los árabes, merece una oportunidad de visita. A mí me sorprendió gratamente y mis expectativas eran muy bajas, así que no puedo hacer otra cosa sino recomendarlo; además, la ciudad no hace más que crecer y crecer (todavía hay mucho en obras y tienen kilómetros y kilómetros de desierto para seguir construyendo), así que auguro que en no muchos años, Dubai será sin duda la metrópolis del futuro (ya se están preparando para ello).

 

Los Emiratos Árabes Unidos son una federación de 7 emiratos de Oriente Medio, de los cuales los más importantes y que concentran prácticamente todo el espacio y la población son Abu Dhabi y Dubai. Es un país relativamente nuevo (se deshicieron del protectorado británico en 1971) que se sustenta casi exclusivamente en el petróleo y el gas natural, lo que los ha convertido en uno de los países más ricos del mundo y de esa riqueza ha sido su gran crecimiento en los últimos 20 años. Con un 80% de población musulmana, los Emiratos son, a día de hoy, un amalgama de culturas y costumbres de gentes venidas de todo el mundo (sobre todo India y Filipinas, aunque hay gente de unos 80 países) y de todos los extractos sociales, que conviven en un país moderno, limpio, seguro y vanguardista, que se está posicionando en los primeros puestos de todos los rankings en cuanto a calidad de vida se refiere.

 

Como he dicho antes, mi visita se centró en la ciudad (o emirato) de Dubai, quedándome con las ganas de visitar también la moderna Abu Dhabi (quizás en otra ocasión); puedes leer mi experiencia y consejos sobre visitar Dubai aquí mismo. Volví a España encantado de haber pasado allí unos días y de haber disfrutado de lo que, sin lugar a dudas, es el futuro que está por llegar. Y aquí os va mi lista de 10 razones para visitar los EAU; ¿y tu? ¿ya has ido? ¿quizás para la EXPO de 2020?

 

10 MOTIVOS DE PORQUÉ VIAJAR A EAU

  • Por el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo y su lago artificial (también con la fuente más grande del mundo); 828 metros, 162 pisos, y un ascensor que sube 124 plantas en 70 segundos. Y es que en los EAU, todo es “lo más grande del mundo”, todo se construye a lo grande y sin reparar en gastos. Mirar la imponente altura del Burj Khalifa o sentarse a disfrutar del espectáculo de sus “fuentes musicales”, es un momento que no se te olvidará en la vida.
  • Por el Burj Al Arab, el único hotel de 7 estrellas del mundo. Famoso por su forma de vela, se alza majestuoso sobre el Golfo Pérsico, en una isla artificial construida sólo para él y es sin duda, el no va más del lujo y el confort, sólo reservado para unos pocos privilegiados. Si te alojas en sus suites puedes solicitar alguno de sus Rolls Royce o incluso un discretito helicóptero para tus desplazamientos de pobre. Gracias a Dios, mirarlo es gratis…
  • Por el lujo. Así en general; y es que si tienes dinero, Dubai es el sitio ideal para gastarlo. Nunca he visto una oferta más grande de artículos de lujo en mi vida (hasta el metro tiene un vagón de primera clase). Todo está preparado para gastar, todo es exclusivo, todo es único e inimitable. Esto también tiene su parte buena, y es que al haber tanta oferta, de vez en cuando puedes aprovecharte del sistema y encontrar alguna ganga asequible para “pobres”; para que os hagáis una idea, yo conseguí un hotelazo de 5 estrellas por 80 euros la noche.
  • Por sus centros comerciales y sus compras. Y es que este país está construido para gastar, gastar y gastar. Es el paraíso de las compras, y como no podía ser de otro modo, disponen del centro comercial más grande del mundo: el Dubai Mall (con más de 1200 tiendas, cerca de 15000 plazas de aparcamiento, un acuario, una pista olímpica de patinaje, 22 cines, restaurantes de todo tipo, un esqueleto real de dinosaurio…es interminable). Igual que en los hoteles, tenemos tiendas asequibles a todos los bolsillos.
  • Por el desierto y todas las actividades que ofrece. No deberías irte de EAU sin probar sus tours en 4×4 o quads por las dunas del desierto, o una excursión en camello que remata con una cena romántica bajo las estrellas y un espectáculo de danza del vientre. Las actividades que se ofrecen por el desierto están a la orden del día.
  • Por el Golfo Pérsico y todas las actividades que ofrece. Igual que con el desierto, las actividades acuáticas también son una gozada: motos de agua, kitesurf, flyboard, paseos en barco, lanzarse en paracaídas sobre el Golfo… la oferta es muy variada y, en muchas ocasiones, más barata que los precios en Europa.
  • Por sus innumerables zocos: del oro, de las especias, de los perfumes, el de Bur Dubai (dedicado a las telas)… Barrios enteros dedicados a la venta de productos concretos, todos de alta calidad (en el caso del zoco del oro, por ejemplo, con más de 700 joyerías que cobijan unas 10 toneladas de este metal, la calidad del oro es controlada por el gobierno; sin duda la auténtica cueva de Ali Babá). Como he dicho antes, el paraíso de las compras (que tiemblen vuestras tarjetas de crédito)
  • Por la Gran Mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi. La más grande del país y considerada por muchos una de las más bellas del mundo, gracias a su color blanco del mármol radiante, su decoración con materiales nobles (oro, cristales Swarovsky y Murano, gigantesca alfombra iraní cosida a mano,…), sus imponentes minaretes y sus 82 bóvedas, que resaltan esta construcción sobre cualquier otro edificio religioso de los EAU. 40 mil personas de aforo bajo control de estricta vestimenta en su visita.
  • Por el skyline de Dubai. Puede que, a día de hoy, uno de los skylines más bonitos del mundo, con sedes de las empresas más punteras del planeta; y si todavía no lo es, no dudéis que en pocos años lo será, porque en lo que los americanos se comen una hamburguesa, ellos construyen un rascacielos. Muy recomendable su vista desde lo alto del Burj Khalifa.
  • Porque Abu Dhabi y Dubai son el futuro. Ciudades modernas y vanguardistas, construidas pensando en el futuro y adaptadas para los nuevos adelantos tecnológicos que no tardarán en llegar. No quita que en este brutal desarrollo se hayan pasado el medio ambiente por el arco del triunfo, cosa que, irremediablemente, tendrán que subsanar si siguen creciendo a ese ritmo; pero si quieres viajar al futuro sin tener que esperar muchos años, vete a los EAU.

    4 Responses

  1. Excelente post como siempre. Tuve la suerte de visitar todos los Emiratos y residir unos meses en Abu Dhabi. No es mi modelo de vida pero como dices toda una experiencia que vale la pena vivir. Comentarte q no existen hoteles de 7* aunque ellos se autodenominan así y puede q lo sean por sus excentridades. Curiosidad de Burj Al Arab es q significa “torre de los árabes” y si lo ves desde el mar ves una cruz…

    1. Gracias por tus palabras Pedro. Sé que lo de las 7 estrellas es más popular que oficial, pero siempre me ha hecho gracia. No sabía lo de la cruz del Burj Al Arab, gracias por ese curioso dato. Y ya que conoces todos los Emiratos, qué lugares recomendarías que no he citado en el post ni suelen salir en las guías y son de visita obligada?

  2. Lo más importante ya lo has dicho tú. En Abu Dhabi me gustó un mercado tradicional donde había productos típicos y hacían bailes tradicionales (hay q consultar fechas). Algunas playas, sobretodo las de pago están muy bien. Una vez a la semana abrían las puertas del circuito d F1 y alquilaban bicis gratis. Para mi el parque de Ferrari World no vale la pena y es caro a no see q seas muy fan del motor (se consiguen descuentos en revistas q dan en supermercado o por internet) Curioso a unos 60 Kms de AD hay un museo d coches en medio del desierto. Fuera hay un avión, una caravana gigante y un 4×4 enorme. Los otros Emiratos contrastan con Abu Dhabi y Dubai pero para mi valió la pena visitar Ras Al Kaima por su paisaje costero y si puedes cruzar a Omán. También Fujairah me gustó por el castillo, fuerte y playas. La excursión al desierto en 4×4 aunque turístico pero fue de lo mejor

    1. Genial, pues así tenemos más información de primera mano para todo el que lea la entrada y vaya a visitar los Emiratos. Muchas gracias por los comentarios compañero!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *