Alquilar y conducir coche en Escocia

Hoy os presento un tutorial de cómo alquilar y conducir coche en Escocia. ¿Por qué? Pues porqué después de haber estado allí y ver cómo es el país y cómo funcionan las cosas, os puedo asegurar que la mejor forma de visitar Escocia es alquilando un coche y aventurándote por tu cuenta. Es verdad que hay muchas excursiones que se ofrecen desde las principales ciudades, sobre todo Edimburgo y Glasgow, pero comparando opiniones, recorridos y tiempos de las excursiones, y experiencias personales, he de deciros que Escocia es un país hecho para recorrer por libre (perderse a tu bola y organizar tu propio recorrido es uno de los atractivos de este lugar); y creedme si os digo que os encantará perderos y encontraros mil veces. Si queréis mi impresión general y mi lista de imprescindibles en Escocia visitad esta entrada (Escocia), si queréis mi experiencia personal directa, id a “Highlands y Edimburgo” y allí la encontraréis.

 

Evidentemente si sólo vais a estar un par de días en una de las grandes ciudades, podéis tirar esta entrada a la basura, pero si lo que queréis es recorrer las Highlands, que son el auténtico atractivo y espíritu de Escocia, cometeréis un grave error si no lo hacéis en coche. Todos aquellos que lo hayan hecho en excursiones programadas entenderán porqué lo digo. Por supuesto esta entrada es aplicable a otros países donde se conduce por la izquierda, al menos en algunos puntos, así que vamos allá:

 

ALQUILAR COCHE EN ESCOCIA

Lo primero que tenéis que hacer es, evidentemente, alquilar un coche. Os recomiendo mi buscador de alquiler de coches que tenéis a la derecha de la pantalla (o debajo de la entrada si estáis en la versión móvil), pero si no queréis usarlo, cualquier metabuscador o página de compañía de alquiler nos vale. En Escocia tenéis muchísimas compañías de alquiler, tanto locales como internacionales; personalmente, aunque sea un poco más caro, prefiero alquilar con una compañía que también exista en España, por la única razón que si tengo algo que reclamar, lo puedo hacer aquí y no tengo que estar litigando o discutiendo en inglés con alguien que está a 5000 kilómetros (en mi viaje lo hice con Europcar, que ya he usado más veces y nunca me ha dado problemas).

 

Cualquier modelo de coche os vale, eso dependerá de vuestro presupuesto, eso sí, contratad un seguro a todo riesgo que incluya lunas, neumáticos y retrovisores (la mayoría no lo incluyen y hay que contratarlo aparte); y esto es muy importante, porque aunque las carreteras en Escocia son relativamente buenas, muchos lugares donde parar y zonas rurales son de tierra, con grava, barro si llueve, etc… y es muy normal que una piedrecita pueda saltar y rayarte o romperte algo en el coche, así que mejor curarse en salud aunque nos salga un poquito más caro (es muy, muy fácil que pase, hacedme caso). También conviene que incluya asistencia en carretera (también suele ir aparte), porque puede ser un incordio tener que buscar grúas o talleres en caso de que pase algo en una carretera perdida en medio de la nada.

 

Otra cosa importante es que el kilometraje sea ilimitado, ya que hay muchas compañías que cobran a mayores si excedes el kilometraje principal del contrato. Hay que mirar eso en el momento de reservar el coche, porque aunque Escocia no es muy grande, enseguida nos emocionamos haciendo kilómetros. Aseguraos también el tipo de gasolina del coche y tened en cuenta el recargo por no devolver el depósito lleno (normalmente cobran el doble del precio de mercado por litro), así que devolved el depósito bien llenito igual que os lo entregan si queréis ver a salvo vuestro billetero.

 

En cuanto al tipo de cambio de marcha, aunque no estéis acostumbrados a conducir coches con el volante a la derecha, yo os recomiendo el cambio manual de toda la vida, ya que el automático es mucho más caro y verdaderamente uno se acostumbra en 5 minutos; de verdad, despreocuparos de eso, es súper fácil. Muchos os ofrecerán GPS a precio de oro; a día de hoy, con internet en el móvil o un mapa del país a mano, no es necesario; Escocia son 5 carreteras y 4 caminos, así que podéis ahorraros ese gasto.

 

Una vez tengáis todo elegido y reservado, lo único que necesitaréis será vuestro carnet de conducir y una tarjeta de crédito, de la que os bloquearán una cantidad (os lo indican en el contrato). De esa cantidad se descontarán desperfectos del coche (en caso de no tener seguro), gastos de kilometraje (en caso de no tenerlo ilimitado) o gasolina (en caso de no devolver el depósito lleno). Por ahora todavía vale cualquier carnet de conducir de la Unión Europea, en caso de que esto cambie, habrá que disponer del carnet internacional.

 

Como os he dicho antes, en Escocia existen multitud de compañías de alquiler; algunas compañías locales son de bajo coste como Green Motion, con unos precios verdaderamente atractivos. Cuidado con estas compañías que para empezar suelen pedir una fianza de más de 1000€ que bloquean en vuestras tarjetas (cuando una cantidad normal son entre 200 y 300€). En el caso de Green Motion os diré que mucha gente ha tenido problemas con esta compañía y que cuando querían recuperar esa fianza, les han cobrado el arreglo de una pequeña marca en la llanta a precio de oro (os hablo de 300€), un minúsculo toque en el parachoques posterior (750€) o hasta la limpieza del vehículo (y en Escocia el coche siempre acaba lleno de mierda hasta arriba)… Así que parece que lo que se ahorra por un lado, te lo roban por el otro; por lo tanto, siempre un seguro a todo riesgo por delante y dejarlo todo bien clarito si queréis alquilar con esta compañía. Otra cosa que puede ayudarnos y que yo siempre hago, es sacar fotos de todo el coche cuando me lo entregan (hasta del cuadro de mandos), y si hay algo que no os convence llamad a alguien de la empresa antes de sacarlo del parking.

alquilar coche en escocia

COCHE TIPO BRITÁNICO

Una de las cosas que más nos echan para atrás a la hora de alquilar un coche en Escocia, es que son “coches modelo británico”, es decir, con el volante a la derecha. En Escocia se conduce por la izquierda, al igual que en Inglaterra, Singapur, India, Japón, Malasia, Tailandia, Chipre, Malta, Australia, Nueva Zelanda, Kenia, Sudáfrica, Jamaica… y así hasta 70 países (un 35% de la población mundial conduce por la izquierda), ¿a que no sabías que eran tantos raritos? Pues sí, conducir por la izquierda es más común de lo que nos creemos ya que cada país es libre de elegir el sentido de su circulación y lo único que debe respetar es que ésta sea uniforme en todo el territorio.

 

Dicho esto, deberías perder el miedo a eso. Es infinitamente más fácil de lo que nos creemos (experiencia personal). Los pedales están en el mismo orden que el cualquier coche (acelerador a la derecha, embrague a la izquierda, freno en el centro) y lo único que deberás aprender es a manejar el cambio de marchas con la mano izquierda (en caso de que tu coche no sea automático), lo cual es facilísimo y te acostumbras en 5 minutos. Otra cosa diferente es que el kilometraje va en millas, no en kilómetros, así que ten cuidado con eso para respetar los límites de velocidad (1 milla equivale a 1´6 kilómetros) que por otro lado, también están señalizados en millas, igual que las distancias.

 

Teniendo esto en cuenta, ahora voy a advertiros del auténtico peligro de este tipo de coches que es ni más ni menos que el margen izquierdo del coche (es decir, la zona donde va el copiloto). No estamos acostumbrados a medir desde lejos ese margen, vigiladlo mucho porque sino os comeréis bordillos como churros. Usando el retrovisor izquierdo a menudo o llevando un copiloto que os avise cuando os acerquéis demasiado será suficiente. Este es el mayor riesgo de estos coches cuando no estás acostumbrado a conducirlos.

conducir coche en escocia

Así que ya tenemos nuestro coche alquilado y ya estamos familiarizados con la máquina. ¿Qué nos vamos a encontrar en Escocia a la hora de conducir?

 

CARRETERAS EN ESCOCIA

Lo primero será hablar de las carreteras. Como he comentado antes, Escocia son 5 carreteras y 4 caminos; esto es una exageración, pero vale para que entendáis que su red no es muy extensa, por lo que es muy difícil perderse o liarse. Pese a ser un país montañoso, la mayoría de las carreteras en Escocia son muy rectas, rectas infinitas por las que, a medida que te vas adentrando en las Highlands, cada vez hay menos tráfico.  Las carreteras secundarias son, evidentemente, más pequeñas y estrechas que las principales (a veces de un solo carril), pero encontrarás muchos “passing places”, que son tramos donde se ensancha el arcén para que puedan pasar dos coches; recuerda que si el “passing place” está a la izquierda, te toca parar a ti, y si está a la derecha, al que viene de frente. De todas formas no te preocupes por esto porque en zonas rurales el tráfico es ridículo y puedes pasarte un buen rato conduciendo sin cruzarte con nadie.

 

Los límites de velocidad son: en ciudad 30 millas/h (48 km/h), en carretera 60 millas/h (96 km/h) y en autopista 70 millas/h (112 km/h). En las carreteras escocesas hay muchos radares fijos así que respeta los límites (aunque ellos no lo hagan). Como ya he comentado antes, la mayoría de señalizaciones marcan la distancia en millas, pero algunos carteles también los veréis en yardas (1 yarda=0´91 metros).

coche britanico

En las carreteras de doble sentido y autopistas, acuérdate siempre que el carril lento y las salidas son a la izquierda. Piensa continuamente en la izquierda cuando conduzcas. Al tomar una rotonda, que en Escocia hay bastantes, igual: por la izquierda. No tengas miedo a las rotondas, tú sólo piensa en izquierda, izquierda, izquierda.

 

TRÁFICO EN ESCOCIA

Ya he comentado que el tráfico, fuera de los núcleos urbanos (Glasgow y Edimburgo), es muy pobre, por lo que la mayoría de las veces te encontrarás conduciendo sólo por una carretera interminable. Aún así conviene saber varias cosas: los escoceses son rápidos y agresivos al volante; sus carreteras se lo permiten porque suelen ser rectas y con mucha visibilidad. Tú no te preocupes por eso, vete a tu ritmo y deja que ellos se vuelvan locos corriendo, que es lo que les gusta; tienen zonas de sobra para adelantarte.

 

Otra cosa a tener en cuenta es que podemos encontrarnos, en zonas rurales, con algún animalito suelto por la carretera. No es lo habitual, pero a veces pasa que alguna oveja u ovejas se aventuren a una media maratón por el asfalto; en este caso vete despacio, ten paciencia y adelanta cuando puedas sin causar mucho estropicio. Es su territorio, el invitado eres tú.

 

Por último, comentaros que las carreteras escocesas tienen infinidad de zonas donde parar para admirar el paisaje. Y créeme, querrás parar en todas. No os obsesionéis con esto, porque podéis estar una hora para recorrer 5 kilómetros (a mi me pasó al principio; de tanto que quería ver paraba cada dos por tres). Que si lagos, que si montañas, que si cascadas… racionalizad vuestras paradas según el tiempo que tengáis porque paisajes impresionantes tendréis por todo al país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *